Blog Clínica Gaias

El “codo de tenista”: Diagnóstico y tratamiento

La epicondilitis lateral, también conocida como “codo de tenista”, es una patología que afecta al 1-3% de la población general y al 15% de trabajadores en puestos de riesgo. Consiste en una inflamación y degeneración de las fibras musculares y de los tendones de la musculatura del antebrazo, lo que causa dolor y restringe la movilidad, afectando a las actividades diarias de la persona que lo sufre.

Varias actividades como tocar un instrumento, jugar al tenis, teclear de forma prolongada o trabajos manuales repetitivos han sido descritas como factores de riesgo para sufrir codo de tenista.

El diagnóstico se realiza en la mayoría de los casos mediante la observación de los síntomas del paciente, que suelen incluir dolor localizado en la superficie ósea o masa muscular del lateral del antebrazo que irradia frecuentemente en dirección a la mano al realizar fuerza contra resistencia de la muñeca o al apretar el puño (4)

Solamente en algunas ocasiones será necesario efectuar alguna prueba de imagen como radiografía, ecografía o resonancia magnética.

¿Cómo se trata el “codo de tenista”?

El tratamiento del “codo de tenista” se basa en varias modalidades:

  • Reposo relativo: modificación de las actividades llevadas a cabo en el día a día con el objetivo de disminuir la carga a los tendones afectados. La inmovilización o reposo absoluto están desaconsejados salvo en contadas excepciones.
  • Dispositivos ortopédicos: ciertas ayudas externas como vendajes o brazaletes pueden ser beneficiosas en fases agudas del proceso a corto plazo
  • Antiinflamatorios: con el objetivo de aliviar el dolor a corto plazo y de forma puntual
  • Fisioterapia: el tratamiento de fisioterapia se basará en estiramientos y fortalecimiento de las estructuras afectadas mediante un programa de ejercicio terapéutico individualizado, movilización específica de las distintas articulaciones del codo y de ser necesario la intervención sobre estructuras relacionadas como el hombro o la región cervical. Numerosos estudios han demostrado la efectividad de este tratamiento en el codo de tenista(4-6)
  • Ondas de choque las ondas de choque han demostrado ser eficaces en el alivio del dolor mediante la estimulación de células y zonas pobremente vascularizadas.
  • Infiltración de corticoesteroides: aunque producen un alivio de dolor a corto plazo, se apuesta en primer lugar por las opciones más conservadoras a fin de evitar posibles efectos secundarios.
  • Cirugía: es siempre la última opción y se llevará a cabo solamente si existe un fracaso del tratamiento conservador.

Las claves para mejorar el manejo del “codo de tenista” se centran en la prevención, evitando el sobreesfuerzo de la articulación del codo, y el diagnóstico precoz que sirva para instaurar un tratamiento adecuado que evite la progresión de la patología.

Estiramientos para codo de tenista

Realizar de forma mantenida durante 30 segundos y sin dolor.

Estiramiento epicondíleos

Palma de la mano mirando hacia abajo, flexionar la muñeca como se muestra en la imagen hasta notar tensión en la parte exterior del codo

1.jpg2.jpg

Estiramiento flexores de muñeca

Palma de la mano mirando hacia arriba, extender los dedos hasta notar tensión en la parte interna del antebrazo

3.jpg4.jpg

Ejercicios de fortalecimiento para codo de tenista

Realizar de forma progresiva y siempre bajo la supervisión de un profesional que paute la intensidad y volumen de los ejercicios.

Fortalecimiento desviadores cubitales

Mano apoyada (palma hacia abajo)en una mesa sujetando goma elástica, llevar la mano en la dirección del dedo meñique

5.jpg6.jpg

Fortalecimiento desviadores radiales

Con la mano de lado fuera de una mesa, y el antebrazo apoyado en ella, tensar la goma llevando la mano en la dirección del pulgar

7.jpg8.jpg

Fortalecimiento flexores dorsales

Con el puño cerrado fuera de la mesa y mirando hacia abajo y el antebrazo apoyado en ella, tensar la goma llevando el puño hacia arriba

9.jpg10.jpg

Fortalecimiento flexores muñeca

Con el puño cerrado fuera de la mesa y mirando hacia arriba, tensar la goma flexionando el puño

11.jpg12.jpg

Fortalecimiento pronadores

Tal como se observa en la imagen, tensar la goma girando la mano hasta colocar la palma hacia abajo

13.jpg14.jpg

Fortalecimiento supinadores

Tal como se observa en la imagen, tensar la goma girando la mano hasta colocar la palma mirando hacia arriba.

15.jpg16.jpg

¡Pide cita!

Equipo de Fisioterapia de la Clinica Gaias Santiago de Compostela

Tags codo de tenista