Blog Clínica Gaias

ACÚFENOS: QUÉ SON Y CÓMO SE TRATAN

¿Qué son los acúfenos?

Se define como acúfenos o tinnitus a la percepción de sonidos no externos en un oído o en ambos y que pueden tener diferentes características, en forma de pitidos, zumbidos, pulsaciones…

LA MAYOR PARTE DE LOS ACÚFENOS SON DEBIDOS A DOS CAUSAS PRINCIPALES:

  • Trauma acústico crónico: Exposición ante fuentes sonoras de alta intensidad prolongadas en el tiempo (por ejemplo en entornos laborales sin las adecuadas medidas de prevención)
  • Presbiacusia: Proceso natural de envejecimiento de la audición.


Aquellos generados por el propio organismo se denominan somatosonidos, y pueden tener carácter pulsátil o no. En la mayoría de los casos no suelen revestir de gravedad.

¿Qué hacer si sufro de acúfenos? 

Ante un paciente con acúfenos, recientes o no, se recomienda en primer lugar realizar una historia clínica completa para identificar las características, tiempo de evolución y síntomas asociados de los acúfenos. 

A continuación, se debe hacer una exploración otorrinolaringológica completa centrándose en los hallazgos de la otoscopia y sus pruebas complementarias audiométricas y otras pruebas audiologicas avanzadas, con el fin de identificar la causa subyacente.

Ante hallazgos atípicos pueden solicitarse otras exploraciones más específicas, con pueden ser la resonancia magnética o los potenciales evocados auditivos. 
 

¿Cómo se tratan los acúfenos?


Dependiendo el tiempo de evolución y las características de los acúfenos el tratamiento puede variar. 

En primer lugar es importante tranquilizar al paciente e informar del proceso benigno en la mayoría de los casos. En caso de conocer una causa tratable, se debe de encaminar el tratamiento a la resolución de dicha causa.

El uso de audífonos en pacientes candidatos suele mejorar la percepción de los acúfenos. En aquellos acúfenos que generan trastornos en el estado de ánimo, sueño o concentración del paciente existen diferentes tratamientos tanto farmacológicos como no farmacológicos encaminados a mejorar la calidad de vida del paciente.

Existen tratamientos más específicos que persiguen enmascarar, disminuir o incluso anular el acúfeno. 
Los pacientes con somatosonidos no pulsátiles pueden beneficiarse del uso de la estimulación nerviosa transcutánea (TENS). 

Es importante recalcar que, aunque como en toda patología es necesario un diagnóstico especializado, la mayoría de acúfenos no reviste gravedad.

 ¡Pide cita!

Autor: Otorrinolaringólogo que pasa consulta en Santiago y Coruña, el Dr. Joaquin Guerra

Dr. Guerra b-n.jpg

Imagen principal: Fondo de fotografía creado por Asierromero

Tags Actualidad Gaias, Blog, síntomas, sonidos, patología, diagnóstico